20 de noviembre de 2013

La Hermandad Sacramental de la Sagrada Cena celebrará (D. m.) un año más, la Solemnidad de Cristo, Rey del Universo, en su sede canónica de la Iglesia Conventual de Nuestra Señora del Rosario y Santo Domingo.

De esta manera, el viernes 22 de noviembre, a las ocho de la tarde tendrá lugar la celebración de la Eucaristía en sufragio de las almas de los hermanos difuntos de la corporación.

Una vez concluida la misma, en torno a las 21.15 horas, se llevará a cabo una Vigilia de Oración ante Jesús Sacramentado, donde se renovará su consagración al Sacratísimo Corazón de Jesús, concluyendo con bendición y reserva de Su Divina Majestad.

El 23 de noviembre, sábado, y tras el rezo del Santo Rosario y el ejercicio sabatino a la Patrona, tendrá lugar a las ocho en punto de la tarde la Solemne Función Principal de Instituto de la hermandad. Ocupará la sagrada cátedra el Rvdo. P. Fray Pascual Saturio Medina, del Orden de Predicadores, Prior del Convento de Santo Domingo y Director Espiritual de la Sacramental Hermandad; realizando todos los Hermanos pública Protestación de Fe en el ofertorio. Así mismo con la Función Principal se dará por clausurado el Año del Cincuentenario Fundacional, dando gracias por los frutos obtenidos durante estas efemerides.



Al término de la misma se celebrará, por las naves del templo, procesión eucarística llevando al Señor bajo palio, haciendo estación en diversos altares del templo, concluyendo con la bendición y reserva de Su Divina Majestad.

Durante los días 22, 23 y 24 de noviembre la Imagen del Titular, Nuestro Padre Jesús del Milagro en la Sagrada Cena, permanecerá expuesta en Solemne Besamanos.



Desde su fundación, la Hermandad Sacramental de la Sagrada Cena tiene una de sus celebraciones claves en esta Solemnidad de Cristo Rey.

Fue S. S. el papa Pío XI quién instituye esta Solemnidad en 1925 y en un principio se celebraba el tercer domingo del mes de octubre. A partir del Concilio Vaticano II, con la reforma del calendario de la Iglesia, la misma pasa a celebrarse en el mes de noviembre, cerrando el año litúrgico.


Comentarios